lunes, 15 de mayo de 2017

PSEUDOFEMINISTAS MOLONAS: OTRO MACHISMO ES POSIBLE

Desde que se aprobó la LIVG más de 500 menores se han quedado sin madre por culpa de la violencia machista y, más concretamente, de enero de 2013 a febrero de 2017, un total de 166 menores han perdido a su madre por violencia machista. Pero además son víctimas directas por las situaciones de violencia machista que, tristemente, tienen que presenciar, vivir y sufrir en sus hogares y de hecho como tales han sido recogidos en la ley. A mayor abundamiento, en la última década 52 menores han sido asesinados por el padre, uno de ellos esta misma semana.
Y en este caldo de cultivo, a una pseudofeminista le ha parecido lo más pertinente difundir que las madres son más maltratadoras que los padres. Conociendo como conozco a tantísimas madres que se están dejando la piel y la salud en tratar de proteger a sus hijos/as de la violencia machista y de abusos sexuales por parte del padre, frente a un sistema judicial machista y corrupto que los pone a los pies de los caballos y pisotea su integridad física y psicológica recurrentemente, me parece una falta de respeto muy grave. Estoy refiriéndome a madres rotas de dolor por lo que están obligando a vivir a sus hijos e hijas que escriben pidiendo ayuda en la más absoluta desesperación. Si comparamos con la cifra de menores asesinados y atendemos a la afirmación de esta señora, se llega a la conclusión absurda de que las madres maltratan pero los padres los rematan. No se sostiene por ningún lado.
Por supuesto que puedo reconocer que hay madres maltratadoras, pero son una clara minoría y si incluimos los casos de abusos sexuales, la diferencia se dispara mucho más. Los menores están siendo víctimas principales, por desgracia, de la violencia machista de este país, incluyendo violencia institucional. Pero además, hay un matiz muy importante: no se puede desligar el machismo del maltrato; y más concretamente, esto se refleja en que entre los padres maltratadores, sólo una minoría sufre algún tipo de trastorno psicológico, mientras que en el caso de las madres, un alto porcentaje sufre alguna clase de trastorno psicológico por haber sido víctimas, a su vez, de violencia machista y/o abusos. Al final, el machismo se convierte en el impulsor de la mayor parte de los casos de forma directa o indirecta.
Si nos vamos a la custodia compartida, la pseudofeminista en cuestión está encantada con esta fórmula porque "así tengo tiempo para mí". Establece un claro orden de prioridades: en primer lugar tiempo para mí, en segundo lugar tiempo con mis hijos/as. La postura de estas individuas parte de estas premisas:
a) El tiempo que pasamos con nuestros hijos/as no es tiempo de valor para nosotras y para sentirnos realizadas necesitamos tiempo sin ellos/as. Al menos no dice que para ir a ponernos las mechas o hacernos las uñas: eso es más de las asociaciones de machirulos. En su caso, como es una pseudoprogre de carácter pseudointelectual se entiende que para hacer cosas "cultas" y "profundas" que nos hagan sentirnos realizadas como mujeres (porque por encima de ser madres, somos mujeres).
b) Los hijos y las hijas son muñecos de goma sin emociones que se adaptan a todo y por tanto, es secundario si muchos días no saben ni dónde se levantan porque andan como una peonza de casa en casa, en muchas ocasiones para estar atendidos por la ex suegra, por una asistenta o por una madrastra abducida.
Llamadme rara pero: no hay mejor tiempo para mí que el que paso con mis hijos. Y si bien es cierto que soy mujer, también soy madre y no es algo "desglosable". Por supuesto que hago otras cosas, muy enriquecedoras y "molonas", pero el 100% del tiempo, mis hijos son mi máxima prioridad en mi esquema mental. Y por supuesto, siempre voy a preferir compartir mi tiempo con ellos a que pierdan su estabilidad, estén peor atendidos o a que tengan carencias emocionales en su desarrollo.
Esta clase de individuas, al igual que muchos machistas, defienden la imposición de una igualdad ficticia partiendo de una situación de desigualdad clara, sin analizar las consecuencias para los menores. Pero si les manifiestas que para ti, la estabilidad y el bienestar de tus hijos/as está primero, te dicen que eres una rancia, que no evolucionas, que la machista eres tú porque no quieres igualdad, etc etc…hasta llegar a insultarte. Lo que "mola" es ser una madre despegada que se preocupa más por sí misma y si no eres así, eres una cavernícola atrasada socialmente y sin ningún tipo de inquietud intelectual.
En realidad, con su discurso de igualdad impuesta para sentirnos "realizadas" y "mujeres" se han convertido en la pareja ideal de cualquier individuo machista. Ni en sus sueños más húmedos, el machirulo de turno encontraría a una individua que defendiese mejor sus intereses.
Pseudefeministas machistas hay de muchas clases. En el caso de la que pregona que las mujeres somos más maltratadoras, tratando de tapar la terrible lacra del terrorismo machista que estamos sufriendo en este país a todos los niveles (duele leerla), es una pseudointelectual que vive del cuento y de difundir sus ideas, para regocijo de los colectivos de machirulos. Otras son madrastras abducidas, de las que ya hemos hablado; otras, simplemente no tienen hijos/as ni menores en su entorno y no tienen ni idea de las necesidades emocionales y de cuidado de un menor; y partiendo de esa ignorancia, llegan a la conclusión de que en lo que a menores se refiere, todo vale con tal de llegar a una situación de supuesta igualdad.
Con feministas así para qué queremos machistas.
Podéis llamarme rancia pero para mí, la estabilidad y el bienestar de mis hijos está por encima de todo….y me siento muy realizada, como madre y como mujer.
Fdo. Marian Lozano

martes, 9 de mayo de 2017

Detenido por matar a su hijo de 11 años en A Coruña durante el régimen de visitas

¿CUÁNDO SE VA A PARAR ESTA MATANZA DE MENORES FACILITADA POR LA "JUSTICIA?

La madre había denunciado la desaparición del menor después de que el padre, que habría confesado el crimen, no lo devolviera a la hora acordada tras el fin de semana. El cadáver fue localizado en una zona de monte.

MADRID

Un hombre ha sido detenido este martes en A Coruña por matar a su hijo de 11 años. Fuentes de la investigación aseguran que el padre habría confesado el crimen, ocurrido presuntamente durante el régimen de visitas del progenitor, informa la Cadena Ser. 

El cadáver del menor fue hallado en la tarde-noche del lunes en una zona de monte del municipio coruñés de Oza-Cesuras. La madre había denunciado la desaparición del niño después de que el padre, que padece problemas psiquiátricos, no lo devolviera a la hora acordada tras pasar con él el fin de semana.

Tras la denuncia, la Policía localizó al progenitor y lo detuvo. Fue él mismo, según informa La Voz de Galicia, quien, tras derrumbarse, condujo a los agentes hasta la zona donde estaba el cadáver de su hijo. El hombre pasará a disposición judicial entre este martes o el miércoles.

El Cuerpo Nacional de Policía ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte. Además de la Policía Nacional, el 112 Galicia, tras recibir a las 00,30 horas de este martes una llamada del cuerpo policial, movilizó al equipo de psicólogos de la Axega para atender a la familia del niño. El Ayuntamiento de A Coruña ha decretado luto oficial de dos días.

Orden de alejamiento desde 2013

El detenido tuvo una orden de alejamiento de la madre del menor en vigor hasta 2013 y había sido denunciado por ésta por amenazas.

Así lo han confirmado fuentes próximas a la investigación, que han concretado que en la actualidad no había ningún tipo de medida ni orden de alejamiento contra el individuo detenido.

Sin embargo, hasta hace cuatro años contó con una orden de alejamiento de la madre del niño, de la que está separado, y la mujer lo había denunciado hace años por amenazas.

El padre del menor permanece detenido en dependencias de la Policía Nacional en Lonzas, A Coruña, a la espera de pasar a disposición judicial cuando concluyan las diligencias policiales. Ha sido arrestado, según han apuntado fuentes consultadas, "por su participación en los hechos".

Si bien continúan las pesquisas, las fuentes han apuntado a un golpe como posible causa de la muerte del niño de 11 años, que estudiaba en el colegio público San Francisco Javier de A Coruña.

Una juez entrega un niño a su padre, investigado por abusar del pequeño

OTRA VULNERACIÓN DE CARÁCTER INSTITUCIONAL DEL DERECHO DE PROTECCIÓN DEL MENOR. ¿HASTA CUÁNDO?

La magistrada accedió al cambio de custodia sin saber que otro juzgado había abierto diligencias contra el hombre

Madrid

Un juzgado de Valdemoro (Madrid) ha concedido la custodia de un niño de nueve años al padre del menor, investigado por abusos sexuales al pequeño. La juez accedió al cambio de custodia pedido por el padre sin saber que otro juzgado había abierto diligencias contra el hombre después de que dos médicos alertaran de sospechas de abusos sexuales al niño.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 6 de Valdemoro (que ha llevado el pleito por el divorcio de los progenitores) envió la semana pasada a la madre un requerimiento para que cumpla la sentencia del cambio de custodia y entregue el niño al padre. La resolución apercibe a la mujer de incurrir en un delito de desobediencia si incumple esa orden. Como los juzgados españoles no están interconectados informáticamente, cuando en marzo se otorgó la custodia al padre el juzgado de Valdemoro no tenía conocimiento de que en otra ciudad había abierto una nueva causa contra el hombre por abusos del menor. Ahora sigue sin tener conocimiento oficial, pero sí tiene constancia de esa nueva denuncia a raíz de conversaciones con este periódico y con los abogados de las partes.

Punto de encuentro

El niño y el padre han mantenido una relación intermitente debido a las anteriores denuncias por abuso sexual y a la negativa de la madre a dejar que su exmarido estuviera con el niño. Después de que esas denuncias fueron archivadas, empezaron a verse por orden judicial en un punto de encuentro y, el pasado 30 de noviembre, el juzgado de Valdemoro acordó un régimen ordinario de visitas. Pero la madre se mudó a Granada a principios de diciembre sin pedir ni al padre ni al juzgado la autorización que exige la ley. Según su versión, porque sabía que el progenitor no se la iba a dar.

El padre se enteró del cambio de ciudad y presentó una demanda judicial y, mientras el titular de este juzgado estaba de baja, su sustituta, Trinidad Cepas Palanca, celebró una vista en la que el padre y el fiscal pidieron el cambio de custodia. En el auto fechado el 27 de marzo, la juez considera que la madre "ha antepuesto sus propios intereses a los del hijo". En su relato, muy duro contra la madre, la juez asegura que el progenitor y el juzgado desconocen en qué colegio está matriculado ahora el niño pese a que el propio padre, en la demanda que presentó, incluyó el nombre, la dirección y el teléfono del nuevo centro; afirma que fue el padre el que, al no saber nada del niño, llamó al antiguo colegio y allí le informaron del traslado, relato que contradice al expuesto por el progenitor en su escrito. Asimismo, la juez afirma que se ha requerido a la madre "en varias ocasiones, la última tras la vista de este procedimiento" que informe sobre su nuevo domicilio y la madre no ha contestado, pero, según la documentación consultada por este periódico, ese requerimiento de la juez se notificó el 28 de marzo y la madre aportó su nueva dirección el 29.

La juez admitió a El PAÍS que este escrito, en contra de lo que recoge su auto, sí se recibió, pero asegura que antes se habían hecho "otros muchos" que no obtuvieron respuesta. La madre confirma haber recibido uno anterior y no haberlo contestado. Según su versión, porque las primeras semanas tras el traslado de ciudad la familia vivió en casa de unos amigos y no quiso dar su dirección para no implicarles.

La abogada del padre asegura estar convencida de que la nueva denuncia de abusos es "falsa" y recalca que los trabajadores del punto de encuentro donde se celebraban las visitas del padre y el niño han plasmado en sus informes la bu

Informes de la pediatra y la psiquiatra

La nueva investigación por abusos se ha abierto a raíz de dos informes de la psiquiatra y la pediatra de la sanidad pública que atienden al niño en Granada. La primera explica que el menor asegura tener "miedo" del padre porque le ha hecho "daño" ("me metió el dedo de la palabrota (dedo corazón) por el culo") en el punto de encuentro, donde el padre tenía autorizadas visitas sin supervisión. La pediatra recoge hechos similares y expone que ha contactado con el psiquiatra que atendía al niño en Madrid y este ha manifestado "total credibilidad del testimonio" del pequeño.

El pasado 24 de abril la pediatra firmó otro informe más extenso en el que advierte de que el niño presenta "numerosos indicadores de abuso sexual", entre los que cita problemas psicosomáticos (cefaleas y dolor abdominal), problemas somáticos ("episodios de asma desencadenado por situaciones de estrés") 

y miedo al supuesto agresor ("me hace daño", "me va a matar"). "Si los hechos son ciertos no se ha protegido al menor y no se ha evitado que vuelva a ser objeto de abuso", advierte la médica.ena relación existente entre ambos.


DE NUEVO OTRO ASESINATO A UN HIJO

¿ HASTA CUANDO VAN A SEGUIR ACTUANDO ASI LOS TRIBUNALES ?

http://www.abc.es/espana/galicia/abci-hombre-mata-hijo-11-anos-coruna-201705090905_noticia.html


Un niño 11 años, presuntamente asesinado por su padre en La Coruña

La madre, separada del progenitor, alertó cuando el pequeño no le fue devuelto. El cadáver se encontraba en un monte

  • Compartir
  • Compartido 521 veces

Un niño de 11 años ha sido encontrado muerto en un monte coruñés, en el municipio de Oza-Cesuras, después de que su madre denunciara que el progenitor, del que estaba separada, no había devuelto al pequeño a la hora convenida.

Según ha podido saber ABC, el 112 recibió una llamada de madrugada de la mujer tras la que se iniciaron las pesquisas. A esta hora, la principal hipótesis es que el menor fue asesinado por el padre. La investigación trata de esclarecer lo ocurrido, pero las primeras informaciones apuntan a que el padre podría estar bajo tratamiento psiquiátrico.

Fue el propio hombre, que ha sido detenido, el que dirigió a los agentes al lugar boscoso donde se hallaba el cadáver. A su vez, y mientras las pesquisas prosiguen, se ha movilizado al equipo de psicólogos de la Axega para atender a la familia del niño, después de recibir la fatal noticia. Fuentes próximas al caso han confirmado el arresto del padre, cuyo pase a disposición judicial no está prevista para hoy.

lunes, 8 de mayo de 2017

EL CLUB DE LAS SEGUNDAS ESPOSAS/NOVIAS ENFURECIDAS: UNA HISTORIA DE ABDUCCIÓN

Me pasaron un artículo de una fervorosa madrastra que decía muy convencida "y sí, soy como su madre".  Puede sonar muy tierno, maternal y solidario pero la realidad es que esa señora tiene un problema.  Tiene un problema grave a la hora de asumir cuál es su puesto. El artículo entero reivindica la figura de la madrastra negando y obviando la mayor: que los menores ya tienen una madre que con toda probabilidad quiere a sus hijos por encima de todo, incluso por encima de sí misma. Con la clase de amor incondicional que da una madre y que ninguna pareja del padre podrá igualar.

Con esto no quiero decir que no deban tratar a los hijos e hijas de su pareja con amabilidad, amor y cariño. Por supuesto. Pero cuando rebasan límites que las hacen posicionarse en un sitio que no es el suyo, despreciando a la que siempre ha sido la madre, lo único que causan es daño.  

Y ahora viene lo más grave: algunas tienen hijos/as de una relación anterior y  tienen la custodia…. y han luchado por ella. Esto no concuerda mucho con que vayan pregonando a gritos y dándose golpes en el pecho por la custodia compartida porque supuestamente es la panacea en resolución de conflictos; eso sí, para los conflictos y los hijos e hijas de las demás pero, curiosamente, no para los suyos/as.

Cabe la tentación de decir: "es que a lo mejor sus casos eran diferentes". Error. Normalmente sus casos han sido separaciones o divorcios conflictivos similares a los de las demás. No se trata de las circunstancias. Es algo tan básico como insolidaridad hacia otras mujeres por asimilación de los objetivos de su pareja.  

Son muchos los casos en que van a testificar a los juicios que su compañero de cama es un padre amantísimo y abnegado, sin pararse a pensar si eso es lo mejor realmente para los menores, en la madre o si las pretensiones de su amante las querrían para sus propios hijos/as, si es que tienen.

Recuerdo a una mujer, miembro de una de estas asociaciones de superpapis y de la que no voy a decir el nombre porque son peligrosos. Violenta, grosera, maleducada…Superaba incluso a muchos de los machirulos maltratadores que andan por la red. Recuerdo que en una ocasión, la vi en la Plaza de Sol recogiendo firmas en favor de la custodia compartida junto con otros individuos. Me limité a observarla porque con ella no había diálogo posible. A los pocos días se montó un lío en las redes porque alguien le escribió públicamente "bien que luchaste por la custodia de tu hija hace un tiempo". Y por supuesto su reacción no se hizo esperar. Primero lo negaba, pero como daban demasiados datos, luego ya no negaba nada y se dedicó a amenazar a todo el mundo con que les iba a denunciar.

Pero hay otro caso aún más grave. Estoy hablando de la ya expareja de un cabecilla de una de estas asociaciones machistas llenas de presuntos maltratadores. Con individuos de esos que a la segunda o tercera frase que cruzas con ellos ya te están llamando "feminazi, gorda, malfollada, resentida, ojalá te mueras bla bla". Virulenta como la que más y en todos los eventos de estos individuos machistas, en cabeza con la camisetita amarilla de marras con su entonces pareja, al que consideraba un superpadre implicadísimo que por supuesto, no tenía por qué tener menos derechos que la madre quien, cómo no, era una bruja con escoba que no quería más que dinero. Se quedó embarazada del individuo en cuestión y…….¡oh, sorpresa!.....sale una noticia en prensa porque una mujer embarazada ha sido agredida por su pareja y ha tenido que llamar a la policía. Adivinad de quién se trataba. Pero…..¡oh, otra sorpresa!......email pidiendo ayuda después de habernos llamado de todo menos bonitas en más de una ocasión. No sé qué habrá sido de ella pero dudo mucho que haya acordado una custodia compartida con el maltratador. Pese a todo, espero que en su caso no la hayan IMPUESTO. Por el bien del menor especialmente.

El daño que hacen es brutal pero,  ¿por qué estas mujeres se convierten en enemigas de otras mujeres y con esa visceralidad? Hay acuerdo entre los expertos en que los maltratadores, incluyendo aquellos que recurren al maltrato psicológico, son extremadamente manipuladores y son capaces de mostrar en cada situación la cara que más les conviene. Y cuando estas mujeres caen en sus redes,  pasan a convertirse en verdugos; y unos verdugos muy peligrosos si enciman tienen poder.  Aunque muchas, tarde o temprano, pasan a convertirse en víctimas.  

Para mí, empezarán a tener algo de crédito cuando pacten una custodia compartida para sus propios hijos e hijas. Pero como no lo van a hacer, no dejarán de ser marionetas que han renunciado a sus principios en manos de individuos manipuladores y que han perdido la capacidad de ponerse en el pellejo de otras mujeres, haciendo suyas las reivindicaciones del individuo con el que comparten la cama.  

Que les dure mucho el amor. Porque cuando se les acabe, sólo pensarán en el bienestar de sus hijos/as y renegarán de todo aquello por lo que lucharon porque lo hicieron suyo sin serlo.

No deja de ser una lástima que uno de los mayores enemigos de las mujeres, sean las propias mujeres.

Fdo. Marian Lozano


Asociación Custodia en Positivo

viernes, 5 de mayo de 2017

A LAS CORTES VALENCIANAS: MANIFIESTO CONTRA LA CUSTODIA COMPARTIDA IMPUESTA

¡POR FAVOR, FIRMA Y COMPARTE!


Las organizaciones y personas físicas abajo firmantes manifestamos nuestra oposición a la PNL sobre custodia compartida impuesta, tal y como ha sido aprobada por Les Corts  a propuesta del PP,  con los votos favorables de Compromís y de Ciudadanos  y con la oposición del PSPV y Podemos, en sesión plenaria de 4 de abril de 2017. Y estas son nuestras razones:

1. La custodia compartida,  si de verdad  busca el interés y el bienestar de las y los menores,  solo puede establecerse cuando se dan las siguientes premisas:

  •  que la madre y el padre, dadas sus circunstancias, consideren que es la mejor opción para sus hijas e hijos, una vez rota la convivencia.
  • que la separación o el divorcio no hayan sido traumáticos.
  • que las hijas e hijos lo hayan asumido sin conflicto.
  • que durante la convivencia haya existido auténtica corresponsabilidad en los cuidados, de modo que los hayan ejercido indistintamente el padre o la madre con el mismo grado de implicación.
  • que las hijas y los hijos hayan sido criados con las mismas pautas educativas por la madre y por el padre y que hayan establecido un vínculo afectivo y una relación de confianza  equivalente con ambos.
  • que las hijas e hijos tengan más de siete años de edad, según el consenso al que han llegado los expertos en psicología evolutiva.

En los países de nuestro entorno estas cuestiones se estudian con independencia de lo que hayan acordado madres y padres.

2. La judicatura no debería tomar una decisión de tanta trascendencia basándose únicamente en los hechos que las partes exponen en la demanda y en la contestación a la misma y en unas pruebas escasas, sin que sean preceptivos informes del centro escolar o de las/os pediatras, cuando, además, la jueza o el juez apremian a las/os representantes de las partes para que sean breves en su intervención y limitan el número de testigos o, incluso, los inadmiten. Hay que añadir que la fiscalía es un convidado de piedra en la mayoría de los casos o, cuando no lo es, se posiciona a favor de la custodia compartida impuesta; que solo se requiere una evaluación psicológica, muchas veces carente de rigor y realizada  a partir de los datos obtenidos en una sola entrevista a los miembros de la familia y que, a pesar de estas limitaciones, es considerada como la prueba principal.

3. El interés superior de las/os menores no queda adecuadamente protegido cuando se adopta la medida de custodia compartida impuesta porque en una ruptura familiar traumática no se dan las premisas que hemos enunciado. Con esta decisión se les introduce en el conflicto, haciéndoles parte del mismo.

4. La judicatura y el resto de operadores judiciales adolecen de la preparación y formación recogida en el artículo 47 de la LO 1/2004 de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, para decidir lo mejor para la infancia, máxime en tales circunstancias:

"El Gobierno, el Consejo General del Poder Judicial y las Comunidades Autónomas, en el ámbito de sus respectivas competencias, asegurarán una formación específica relativa a la igualdad y no discriminación por razón de sexo y sobre violencia de género en los cursos de formación de Jueces y Magistrados, Fiscales, Secretarios Judiciales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Médicos Forenses. En todo caso, en los cursos de formación anteriores se introducirá el enfoque de la discapacidad de las víctimas."

La rigidez del procedimiento judicial no contribuye a que se pueda producir certeza en la jueza o el  juez que ha de dictar sentencia.

5. En los países de la UE y Canadá, donde hace años que se estableció la custodia compartida, nunca se hizo como medida preferente, a excepción de en Bélgica. Además, los estudios realizados en estos países han llegado a conclusiones muy restrictivas al respecto. Al igual que sucede en los países de nuestro entorno, la custodia compartida, aunque haya sido acordada por los progenitores, debe ser revisada en el plazo de un año para valorar el impacto que este régimen tiene en las y los menores sometidos al mismo.

6. Denunciamos la utilización sistemática de estereotipos patriarcales por parte de los operadores judiciales.

7. Denunciamos que, en el momento de la vista de un procedimiento de separación, divorcio o de medidas extramatrimoniales, la fiscalía insta a las partes para llegar a un acuerdo de custodia compartida, intentando persuadirlas de que más pronto o más tarde acabará siendo otorgada.

8. Denunciamos la utilización encubierta del SAP (Síndrome de Alienación Parental) a través de los informes psicológicos, culpabilizando a las mujeres de la negativa de sus hijas e hijos al régimen de custodia compartida.

9. Denunciamos que no se tenga en cuenta si durante la convivencia hubo corresponsabilidad en el cuidado de las y los menores cuando se decreta un régimen de custodia compartida impuesta.

10. Denunciamos que se otorguen custodias compartidas y regímenes de visitas a maltratadores. El límite de la PNL para denegar la custodia por maltrato, consiste en que sobre el maltratador recaiga sentencia firme de condena por violencia de género, sin atender al riesgo que supone que este padre violento tenga la custodia de sus hijas e hijos en el periodo que transcurre desde la denuncia hasta la sentencia. Ni siquiera contempla la no aplicación de ese derecho como medida cautelar ante los indicios de maltrato físico o psicológico, cuando es sabido que la violencia que se produce en el seno de la familia es difícil de acreditar y que las mujeres no siempre la denuncian.

11. Nos oponemos a lo que recoge la PNL en cuanto a que, una vez superada la responsabilidad penal, el padre maltratador vuelve a tener derecho a disfrutar de la custodia y más cuando la responsabilidad penal, en ocasiones, se contrae a una multa o a un breve periodo de trabajos para la comunidad, pena que no tiene ninguna repercusión en el carácter violento del condenado.

Lamentablemente, existen muchos casos de padres maltratadores que, ante el anuncio de divorcio por parte de la madre, han repercutido su rabia contra las hijas y los hijos, incluso hasta la muerte, con el único fin de castigar a la mujer. Así, allí donde se aplica esta modalidad de custodia impuesta, muchas mujeres víctimas de Violencia de Género no dan el paso de separarse o divorciarse por temor a que su maltratador obtenga la custodia compartida por imposición legal, condenándose ella a un infierno para evitar que sus hijas e hijos puedan sufrir esas consecuencias.

12. Denunciamos la falta de un verdadero estudio del impacto que tiene sobre las hijas y los hijos el régimen de custodia compartida impuesta.

13. Denunciamos la falta de recursos y medidas tendentes a asegurar primero y comprobar después que tal régimen es el idóneo en cada caso en el  que se aplica.

14. Denunciamos que se estén otorgando custodias compartidas a lactantes.

Por último, de acuerdo con lo expuesto, tal y como se viene otorgando la custodia compartida en la Comunidad Valenciana, no se hace prevalecer el interés superior de las hijas y de los hijos, porque se les da la condición de mercancía y se les divide por mitad para satisfacer el deseo de los padres, convirtiéndolos en "salomoncitos" como les ha denominado la filósofa Celia Amorós.

Oltra y la custodia compartida

herminia royo garcía. valència. 04.04.2017 | 04:15 levante-emv.com

Varias organizaciones feministas hemos leído con estupor e incredulidad que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, será la encargada de clausurar el III Concgreso Internacional de la Asociación de Custodia Compartida de Alicante que se celebrará los días 7 y 8 de abril en la sede del Colegio de Abogados de Valencia. Las feministas del País Valencià estamos radicalmente en contra de la custodia compartida impuesta porque estamos convencidas de que es contraria al favor fillii y de que, en muchos casos, constituye un elemento más de coerción y chantaje contra las mujeres, es decir, en una de las formas en que se manifiesta y se ejerce la violencia machista. Los lobistas de la custodia compartida manejan recursos económicos, plataformas mediáticas, asesoramiento profesional e influencia institucional que les permiten sesgar el debate y torcer los argumentos para que la legislación y las sentencias se acomoden a sus intereses.

Un gobierno para las personas como se intitula ese del que la vicepresidenta forma parte con tan alta responsabilidad no puede legitimar ese llamado congreso, que para nosotras no es más que un acto de propaganda a favor de la custodia compartida como régimen prioritario. Esta significación pública pone en entredicho la voluntad de su Gobierno de suscribir un Pacto contra la Violencia Machista, en el que las asociaciones firmantes consideramos imprescindible se incluya una frontal oposición a la custodia compartida impuesta.

En consecuencia, esperamos que reconsidere su decisión de cerrar esta acto propagandístico, contrario a los intereses de las mujeres. Herminia Royo García. Valencia.

http://www.levante-emv.com/cartas-director/2017/04/04/oltra-custodia-compartida/1550015.html

Los peligros de la custodia compartida impuesta

Lunes, 20 de febrero del 2017 - 08:30 h elperiodico.com

Seguimos en una sociedad machista, la ley de custodia compartida vigente, es reflejo de ello. Soy madre de cuatro hijos, abuela de un niño, con formación y experiencia en puericultura. Los niños necesitan rutinas, pautas claras, un espacio propio, estabilidad, un entorno que les proporcione seguridad para un buen desarrollo y la custodia compartida no favorece estas condiciones, todo lo contrario. Se habla de igualdad, de los derechos de los padres, de la comodidad por parte de algunos padres y/o madres de estar una semana o quince días, según el caso, sin niños. Ser padre o madre no es a tiempo parcial y no se está escuchando a los menores ni valorando lo que es mejor para ellos a corto y largo plazo; no son pelotas que van de un sitio a otro.

Se está imponiendo la custodia compartida a pesar de no haber acuerdo entre progenitores, de no tener una relación respetuosa y sin valorar cada caso individualmente, inclusive si hay o ha habido violencia de género. Tampoco se tiene en consideración la edad del menor ni la disponibilidad y dedicación de ambas partes, dejando a los hijos a terceras personas, a pesar de estar el otro progenitor disponible y con ganas de estar con su hijo/a.

Vivo en primera persona con mi nieto y mi hija el sufrimiento que provoca la custodia compartida impuesta y el poder que da dicha ley a muchos hombres para seguir ejerciendo poder, control y dolor a las mujeres y como consecuencia a los niños; ellos son víctimas también en los casos de violencia de género. Desde que mi nieto sigue el régimen de custodia compartida ha mostrado muchos cambios en su comportamiento. Está triste, agresivo, desubicado, inestable, ansioso, preocupado, mostrando desinterés en hacer las cosas que más le gusta hacer, haciendo cuenta atrás para regresar con su madre, nerviosismo para aprovechar el tiempo que está con ella, aparición de ciertas conductas regresivas y pérdida del apetito. No quiero que estos niños deban pasar por el psiquiatra por culpa de todo ello. Por lo argumentado deseo que empecemos el año sin custodia compartida impuesta ya que sería lo más positivo para madres y, en especial, para los hijos.