domingo, 2 de agosto de 2015

26 niños asesinados por sus padres durante el régimen de visitas o con custodia compartida

VIOLENCIA MACHISTA

26 niños asesinados por su padre durante el régimen de visitas

  • En la última década, el número de menores muertos por violencia de género asciende a 44

Actualizado:02/08/2015 03:28 horas
     
  • Ver más

Los agresores de género han matado a 44 hijos e hijas en la última década, niños y niñas desde los cuatro meses de edad hasta los 16 años ahogados, acuchillados, tiroteados... Todos murieron a manos de su padre, pero más de la mitad, 26, estaba a solas con él durante la visita o la custodia compartida o fue el objetivo de la agresión física aun con la madre presente.

Se trata de 26 menores asesinados para dañar aun más a la mujer, la mitad del total los pequeños que perdieron la vida utilizados comovíctimas instrumentales de una violencia machista y planificada.

Según el registro anual que realiza la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, muchos de los hijos e hijas perdieron la vida junto a sus madres durante un episodio múltiple de violencia de género. Pero ese modus operandi no fue mayoritario. Más de la mitad (23) de los 44 menores muertos en la última década por violencia de género no fue asesinada en presencia de la madre, sino durante el régimen de visitas o en el periodo de la custodia compartida correspondiente al varón. Y en otros casos (3), los niños fueron asesinados con la madre delante, pero sin que ella fuera agredida físicamente.

«Lo llamamos violencia vicaria. Es una violencia secundaria a la víctima principal, que es la mujer. Es a la mujer a la que se quiere dañar y se hace a través de terceros, por persona interpuesta. El machismo sabe que matar a los hijos es asegurarse de que la mujer no se recuperará jamás. Es el daño absoluto». Lo sostiene lapsicóloga clínica Sonia Vaccaro, especializada en Victimología.

«La clave es dominar a la mujer. Dañan para dominarla. Los hijos son instrumentos para seguir ejerciendo control sobre la mujer». Lo repite el profesor de Medicina Legal en la Universidad de Granada Miguel Lorente, ex delegado del Gobierno contra la Violencia de Género.

Los expertos coinciden en la idea de los hijos como excusa para otro objetivo, como canal para llegar a otra víctima. Sonia Vaccaro, curtida en procesos judiciales de violencia machista y en evaluaciones a mujeres e hijos víctimas de malos tratos, dice que los hombres que matan a sus hijos «no son padres». «Si reconocen que son sus hijos, no lo pueden hacer, no los pueden matar. No son sus hijos, son sus instrumentos para dañar a quien ha dañado su masculinidad al dejarle, al cortar la relación, al cuestionarle. Es el machismo herido, el 'te voy a dar donde más te duele'».

Vaccaro sabe que la justicia es empírica, que trabaja con evidencias, «que no considera lo que no se denuncia». «Pero el 80% de las víctimas de violencia de género no denuncia. La justicia debería saber que en las relaciones personales nada es blanco o negro, que hay matices que la psicología, el trabajo social y la especialización ayudan a entender. La justicia no hace averiguaciones de quién se ocupó de los hijos antes de la separación. Yo he visto cómo un juez daba la custodia compartida a un hombre que vivía en un coche. Elinterés del menor debe prevalecer ante el 'indubio pro reo'. O sea, ante la duda, el menor, no el padre sobre el que hay indicios de desatención o violencia. El menor no es el menor de la causa, sino el núcleo central».

En la gran mayoría de los casos analizados durante la última década, la violencia mortal sobre los hijos fue el final de una violencia previasobre la madre, episodios que arrastraban una historia anterior de maltrato machista. Ese porcentaje no se cumple al revés: cuando esla madre la que acaba con la vida de sus hijos no se han detectado historiales de maltrato doméstico previo de la mujer al hombre, aunque el daño infligido al padre con el asesinato de los niños sea indiscutible.

Nadie sabe -o al menos no ha trascendido públicamente- si David Oubel maltrataba a su ex mujer antes del viernes a las 10.00 horas. Pero fuentes de la investigación afirman que un poco antes le envió una nota en la que le anunciaba el asesinato de sus dos hijas enMoraña (Pontevedra). El padre había pasado con las niñas 14 días de julio como se había fijado en el acuerdo de la custodia compartida y las asesinó en la víspera de entregárselas a su ex mujer, madre de las crías.

Ayer, Oubel acudió al Juzgado Mixto Número 1 de Caldas de Reisentre insultos e increpaciones de decenas de vecinos. «El problema no es la crítica de después, sino el silencio de antes», escribía en su Twitter Miguel Lorente.

El parricida estuvo cinco horas en el juzgado pero se negó a declarar y sólo habló con su abogado. La magistrada decretó prisióncomunicada y sin fianza.

Mientras, la Funeraria San Mauro informaba a Europa Press de que la familia de las niñas ha rechazado hacer velatorio, funeral o acto público y que serán incineradas en intimidad.

Y TENIA LA CUSTODIA COMPARTIDA.....

El padre ejemplar al que le habían dado la compartida había intentado asfixiar a su mujer y a su medica de cabecera
Era una persona ejemplar según sus amigos pero les hacia la vida imposible a los vecinos con la música.

lunes, 20 de julio de 2015

el equipo psicosocial de los juzgados de Murcia GRAVISIMO

La denunciante comprobó, sin embargo, que de manera prácticamente simultánea a la realización de ese informe, su exesposo había acudido a una consulta privada en la que ejerce como coordinadora la mencionada B.G.A, el denominado Gabinete Pericial Forense, y había contratado los servicios de una psicóloga -compañera y socia de la primera- para que emitiera un dictamen de parte. La conclusión de este informe de pago fue, igualmente, que lo más indicado era la custodia compartida.

La mujer, que reclamaba la guarda y custodia de sus tres hijos por no estar trabajando y considerar que por esa razón podía atenderlos mejor -algo con lo que coincidía el fiscal-, interpuso una denuncia ante el Ministerio de Justicia por estimar que la psicóloga forense no se había abstenido pese a estar afectada por una causa de incompatibilidad. En concreto, destacaba que B.G.A. hubiera emitido un informe como trabajadora de la Administración de Justicia, a la vez que su gabinete privado se llevaba «un evidente lucro o beneficio económico» por parte del exmarido, que es una de las partes interesadas en el procedimiento. El juez acabó concediendo la custodia compartida al padre, en apariencia por el peso de ambos informes.

A raíz de la denuncia de esta vecina, la gerencia territorial abrió un expediente disciplinario que, tres meses después, se ha cerrado con esta sanción. Según indica la resolución, a la que ha tenido acceso 'La Verdad', la psicóloga tiene ahora 20 días para presentar una reclamación ante el Ministerio.

http://www.laverdad.es/murcia/201507/17/cuatro-meses-sueldo-psicologa-20150717005252-v.html

jueves, 2 de julio de 2015

DECLARACIONES DEL MINISTRO RAFAEL CATALA

EL MINISTRO RAFAEL CATALA ESTÁ DE ACUERDO EN QUE LA CUSTODIA COMPARTIDA IMPUESTA NECESITA ACUERDO ENTRE LAS PARTES, SINO VULNERA EL INTERES SUPERIOR DEL MENOR ( MINUTO 43:36 )

lunes, 29 de junio de 2015

Custodia compartida: ¿lo mejor para los menores?

De ahí la importancia de una prueba pericial psicológica previa para poder determinar si en realidad la medida es la más adecuada o simplemente se impone por moda. Estas pruebas deben estudiar las siguientes cuestiones: conocer el perfil psicológico y emocional de los progenitores (las alteraciones que afecten a su personalidad y sobre su equilibrio emocional), saber sus habilidades y conocimiento sobre las necesidades concretas del menor y profundizar en las ventajas e inconvenientes de cada fórmula de custodia según el momento evolutivo del menor y su capacidad de adaptación a cada posibilidad.

El proceso de mediación es una herramienta muy útil para consensuar la custodia compartida, ya que la decisión se materializa en los propios padres y no en el juez. En este proceso los profesionales orientan a la familia para tomar la mejor decisión posible y el consenso necesario para que los menores no sufran carencias afectivas y secuelas futuras. De esta manera, aunque el menor no pueda evitar el sufrimiento al ver que sus padres se han separado, se siente querido, apoyado y arropado por ambos progenitores.

Teniendo presente que, tal y como declara la sentencia del Tribunal Supremo de 30 de Octubre de 2014, esta medida solo puede llevarse a cabo cuando exista entre los padres una relación de mutuo respeto, algo que como ya se ha comentado suele ser muy complicado, hay que adoptar actitudes y conductas que beneficien al menor, que no perturben su desarrollo emocional y que, pese a la ruptura afectiva de los progenitores, mantengan un marco familiar de referencia que sustente un crecimiento armónico de su personalidad.


http://www.deia.com/2015/06/29/opinion/tribuna-abierta/custodia-compartida-lo-mejor-para-los-menores#

martes, 23 de junio de 2015

El Supremo rechaza conceder una custodia compartida por la conflictiva relación entre los padres

"(...) el padre justifica la petición de guarda y custodia compartida en su precaria situación económica, pero no en lo que es lo importante para decidir esta cuestión, que es el interés del menor (...)"

22/06/2015

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo (TS) ha rechazado conceder a una pareja de hecho de Sevilla la custodia compartida sobre la hija menor de edad de ambos porque existe entre los padres "una situación de conflicto que dificulta gravemente el normal desarrollo" de dicha custodia compartida.



lunes, 22 de junio de 2015

A todas las mujeres de la Comunidad Valenciana

Mónica Oltra se ha llevado el voto maltratador que antes iba a parar a UPYD. Es la nueva "lideresa" del patriarcado en la Comunidad Valenciana. Eso es indiscutible.

 

Pero como buena política populista, juega a dos bandas y tiene a las feministas defendiéndola y haciéndola la pelota. La lideresa se hace 4  fotos con cartelitos de "el machismo mata" y las feministas, ávidas de protagonismo y apoyo político, se deshacen en halagos.

 

Su casa es un festival porque pertenece al club de "las segundas esposas" y resulta que su marido tiene 3 hijos de una pareja anterior; pero quizá se le ha olvidado que esos niños necesitan una estabilidad en vez de tanta fiesta itinerante y que tienen una madre. Pero claro, entre festival y festival, lo que se ahorrará su marido en pensiones.

No parece encajar mucho su discurso "igualitario" con su insistente apoyo a esos individuos con camisetas amarillas que persiguen la custodia compartida a cualquier precio, aunque ese precio sea el bienestar de los menores. A esos individuos que en muchos casos impagan las pensiones de alimentos, tienen sentencias de maltrato y que no saben ni han sabido nunca lo que es la corresponsabilidad. A esos individuos que maltratan a sus exparejas utilizando a los hijos y que luchan en gran medida por salvaguardar sus bolsillos. A esos individuos que también persiguen la derogación de la Ley Integral contra la Violencia de Género y que lejos de reconocer la oleada de feminicidios que estamos viviendo tratan insistentemente de focalizar el problema en las denuncias falsas.

Pero la lideresa no está viendo más allá de los intereses de aquel con el que comparte cama y apoyó una ley de custodia compartida hecha a medida del patriarcado. Una ley que está permitiendo una maltrato judicial e institucional hacia las mujeres sin precedentes. Y lo que es peor, que está destrozando la vida de muchísimos menores.

No sé si las feministas terminarán por darse cuenta del parásito que tienen dentro o si por el contrario seguirán erigiéndose en sus fieles e hipócritas defensoras porque la necesitan. Flaco favor van a hacer con esta postura a las mujeres y a los menores de la Comunidad Valenciana. Pero a lo mejor es que están dando un giro y sus siguientes fichajes previstos para la plataformas feministas son el exjuez Serrano y la jueza Sanahúja, ya que apoyan a los mismos individuos que la lideresa y podrían compartir con ella mesa de conferencias.

Pero resulta que hay mujeres que estamos viviendo el maltrato judicial que ha propiciado esta señora y que estamos viendo sufrir a nuestros hijos por su apoyo a una ley patriarcal y maltratante, principalmente, hacia los menores. Y que consideramos que el incongruente apoyo desde el feminismo a esta señora ni es feminismo ni nos representa.
 
Fdo. Maria José Ruiz, socia Custodia en Positivo