jueves, 9 de abril de 2015

EL TS SE OBSTINA EN IMPONER LA CUSTODIA COMPARTIDA PESE A SUS CONSECUENCIAS NEGATIVAS EN LOS MENORES

Perplejo y disgustado por la nueva sentencia del Tribunal Supremo (STS 615/2015) en la que, siguiendo la tendencia actual, el interés del menor queda completamente diluido, por no decir desaparecido.
 
Establece ciertos matices con respecto a la famosa sentencia en que denegaba una custodia compartida por conflictividad entre progenitores.
 
El más destacable de estos matices es la tolerancia de "diferencias razonables" que podrían permitir el desarrollo de una custodia compartida. "Diferencias razonables" no sabemos si para los padres o para los menores.
 
Desde la perspectiva de los menores afectados y basándonos en los síntomas más frecuentes que se suelen manifestar en niños que viven una custodia compartida impuesta: ¿qué diferencias son las que provocan una involución en el desarrollo del lenguaje y cuáles no? ¿Qué diferencias son las que hacen que un niño se vuelva a hacer pis en la cama y cuáles no? ¿Qué diferencias son las que provocan en los menores un trastorno de déficit de atención y cuáles no? ¿Qué diferencias son las que hacen que un menor tenga fracaso escolar y cuáles no? ¿Qué diferencias son las que provocan trastornos del apego y cuáles no? ¿Qué diferencias son las que hacen que un menor se vuelva agresivo y cuáles no?

Y más importante: ¿quién va a velar por que estas diferencias se mantengan en esa línea de "razonabilidad" indefinida en el día a día y de forma sostenida en el tiempo como para que los menores no sufran ninguno de estos síntomas? Partiendo también de la base de que los señores Magistrados no son videntes ni se van a hacer responsables de lo que ocurra en las casas ajenas, nos preguntamos: ¿serán capaces esos padres de dejar sus diferencias de lado de forma tan sumamente "razonable" como para que los menores tengan las mismas pautas de educación en ambos domicilios, los mismos horarios, las mismas rutinas, la misma alimentación o el mismo apego desde el punto de vista afectivo?

O dicho de otro modo: ¿van a ser capaces esos padres de llevar a cabo la custodia compartida de tal forma que día tras día se desarrolle en términos de consenso y respeto mutuo? Y dada la práctica imposibilidad de que se desarrolle en dichos términos cuando esta medida se impone a golpe de mazazo judicial, ¿qué ocurrirá si los menores empiezan a manifestar alguno de los síntomas mencionados, que tanto se esconden y que desgraciadamente son tan frecuentes? ¿Van a rectificar su decisión? ¿Van a hacerse responsables del error? ¿Van a compensar a los menores por el daño causado en su desarrollo psicoafectivo?

Pero vamos a por el otro matiz que me ha llamado tristemente la atención. En la sentencia se presume que ambos progenitores tienen la debida capacidad para el diálogo porque ambos son profesores universitarios. De repente, el nivel cultural y la capacidad para la expresión verbal, son garantes del buen desarrollo de una custodia compartida. Habrá que incluir en la ley, como requisito para una custodia compartida, que los padres tengan estudios universitarios, máster o equivalente.

Pero hay que precisar algo que seguro que a sus señorías no se les ha escapado: una cosa es la capacidad para el diálogo-que no siempre va ligada al nivel cultural ni a la profesión que uno ejerza- y otra cosa muy distinta es la voluntad para el diálogo y para establecer acuerdos, muy dañada en estos casos. Igual que hay maltratadores la mar de cultos y con un vocabulario muy rico pero que solucionan los conflictos con sus ex­ parejas a mamporros y en alguna ocasión a cuchilladas.

Se exige mucho más que capacidad lingüística y cultura para que haya voluntad de diálogo en situaciones en que suele haber enfrentamiento, intereses encontrados, rencores, odios y encima con menores en medio, que de nuevo son los grandes desprotegidos. Además parece bastante obvio que sin todos estos ingredientes, los padres habrían alcanzado un acuerdo en cuanto a la custodia de sus hijos (puede incluso que compartida) y no habrían acabado en los juzgados.

Se ampara la decisión por tanto en suposiciones, sobre esa capacidad de diálogo que no se sabe si se va a llevar a la práctica; y en indefiniciones, porque tampoco se sabe cuál es el límite entre una diferencia "razonable"y la que no lo es para el correcto desarrollo de un menor.

Cada vez hay más niños y niñas  sufriendo consecuencias negativas graves por custodias compartidas impuestas en juzgados que no han velado por su bienestar. Señorías: criterios claros y definidos, en colaboración con expertos en psicología infantil y que protejan a los menores por encima de todo.
 
Fdo. José Antonio Romero
Asociación Custodia en Positivo

martes, 7 de abril de 2015

LA FISCALIA DEFIENDE EL INTERES SUPERIOR DE LA CRIATURA MENOR O DEL PADRE????

Y DICE EL FISCAL QUE ES OBLIGACIÓN DE LA MADRE EDUCAR AL HIJO PARA QUE SE VAYA CON EL PADRE??? 
NO SERÁ OBLIGACIÓN DEL PADRE HACERSE DE QUERER POR EL HIJO ????

miércoles, 1 de abril de 2015

Una moción de IU propone mejorar políticas de igualdad

G. A. - Segovia
 
Izquierda Unida, a través de su portavoz en el Ayuntamiento, Luis Peñalosa, defenderá un moción en el próximo pleno municipal para que desde el Ayuntamiento se refuercen los recursos económicos y humanos destinados a la implantación de políticas de igualdad activas, integrales y participativas.
La moción aborda cuatro asuntos: la reforma de la Ley de interrupción del embarazo prevista por el Gobierno central, la imposición de la custodia compartida en las separaciones y divorcios, la violencia machista y la discriminación y explotación laboral de las mujeres.
Así, además de la prevención contra embarazos no deseados con una educación sexual que recorra todos los estadios educativos, para la coalición es necesaria una ley "que permita a las mujeres interrumpir su embarazo en la sanidad pública en el momento y por las razones que desee, sin restricciones, sin plazos y sin tutelas". También señala que debe eliminarse cualquier consideración de aborto voluntario en el Código Penal, tanto para las mujeres como para profesionales sanitarios que lo practican.
Sobre la custodia compartida, IU indica en la moción que "sólo debería contemplarse en aquellos casos que ambos progenitores estén de acuerdo, y preservando siempre el interés del menor". No debe otorgarse, además, en caso de violencia de género, añade. Sobre esta lacra, por otra parte, apuesta por políticas municipales de prevención, reforzando recursos y a través de una educación afectivo-sexual a todos los niveles.
Por último, IU exige que se asienten las bases de desarrollo del Estado de Bienestar, generando por parte del Ayuntamiento empleo de calidad y eliminando obstáculos que imposibilitan el logro de la autonomía personal y económica de las mujeres.

A otros con el tratado TTIP.- Luis Peñalosa pedirá al pleno que Segovia se declare como municipio opuesto a la aplicación del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP). La propuesta de Izquierda Unida, a la que se han sumado otros colectivos ciudadanos, sostiene que el municipio no debe aceptar ni los principios ni objetivos de este tratado que negocian la Unión Europea y EEUU, en defensa de los servicios públicos básicos y para mantener la cohesión y redistribución social. Por ello insta a solicitar al Ministerio de Administraciones Públicas su apoyo a estas iniciativas municipales, y al Ministerio de Economía para que requiera la suspensión de las negociaciones.
La moción advierte de mecanismos como el ISDS, que merman la soberanía de los estados frente a empresas transnacionales. Aboga, además, por mantener competencias en legislación social, protección al consumidor y medio ambiente, que el tratado no se limite a objetivos meramente económicos y se dé la misma importancia a los sociales y ambientales. Exige, por otro lado, una total transparencia sobre el mismo.

 

http://www.eladelantado.com/noticia/local/211093/una_mocion_de_iu_propone_mejorar_politicas_de_igualdad

EN TODOS LOS CASOS QUE EXPONEN LOS PADRES SOLICITAN LA CUSTODIA COMPARTIDA IMPUESTA POR DINERO


Manuel y María se separaron hace ya varios años y la custodia del pequeño, de solo 7 años, quedó en manos de la madre. A él le tocaba pasarle una pensión de 250 euros al mes. Sin embargo, la situación económica de él cambió cuando se quedó sin trabajo. Hasta el punto de que tuvo que mudarse a vivir con un amigo que lo acogió en su casa. Entonces decidió pedir la custodia compartida para que el niño pasase la mitad del tiempo con la madre y la otra mitad con él

http://sevilla.abc.es/sevilla/20150330/sevi-custodia-compartida-jueces-201503291948.html